Documento leído en la comparecencia en el Parlamento de Andalucía

Parlamento de Andalucía – 31/10/2012

Buenos  días  a  todas  y  a  todos  los  presentes.

Quiero  empezar  esta  comparecencia agradeciendo  al  grupo  parlamentario  de  IU.  El  apoyo  que  hemos  recibido  durante  todo  el  proceso  de  este  proyecto,  sus  visitas  al  mismo  y  las  gestiones  realizadas  para  esta  comparecencia  en  esta  sede  parlamentaria  y  tener  la  oportunidad  de  poder  trasladaros  nuestro  proyecto,  nuestras  inquietudes  y  propuestas.

Quiero  que  mis  palabras  en  el  día  de  hoy  sean  la  voz  de  los  que  callaron  en  aquel  maravilloso  valle  en  aquellas  frías  mañanas  desde  noviembre  del  1936  a  golpe  de  torturas  y  fusilamientos,  destruyendo  todos  los  sueños  e  ilusiones  que  se  fraguaban  en  aquellos  tiempos  de  cambios,  logros  y  república.

Merced  a  los  testimonios  orales  y  documentos  de  archivos  se  ha  elaborado  una  relación  provisional   de  40  personas  fusiladas  en  el  Marrufo  y  otras  30  en  las  inmediaciones  con  nombres  y  apellidos.  La  documentación  de  las  propias  tropas  sublevadas  que  ocuparon  este  territorio  reconocen  haber  causado  50  muertes  en  la  Sauceda  y  otras  20  en  las  inmediaciones  del  Marrufo  solo  en  el  primer  día  de  ocupación  y  “limpia”  de  la  zona.

En  la  sauceda  y  el  Marrufo  se  refugiaron  personas  que  huían  del  avance  de  los  sublevados  procedentes  de  los  núcleos   de  alrededor.  De  las  victimas  de  uno  de  esos  núcleos,  el  valle  del  mimbral,  fueron  fusiladas  18  en  el  Marrufo  sin  formación  de  causa.  La  secuencia  de  fusilamientos  de  una  media  de  casi  4  diarios  cabe  extrapolar  estas  cifras  al  resto  de  grupos  humanos  refugiado  pudiendo  dar  una  cifra  de  varios  cientos  de  victimas  en  todo  el  valle  de  la  sauceda  durante  los  6  meses  que  el  Marrufo  fue  centro  de  detención,  tortura,  violaciones  y  fusilamientos,  tal  como  relatan  los  numerosos  testimonios  orales  recabados.

La  memoria  es  fundamental  para  conocer  la  verdad,  y  sin  verdad  no  es  posible  la  justicia:  esto  es  incuestionable.

Señorías,  un  demócrata  no  puede  ser  equidistante:  no  hay  ninguna  equidistancia  entre  la  victima  y  el  verdugo,  hay  que  saber  de  que  lado  se  esta.  Pero  sí,  estamos  reclamados  a  mirar  las  cosas  con  una  cierta  ecuanimidad,  de  alguien  que  intenta  establecer  unos  mínimos  para  poder  llegar  a  una  cierta  verdad.  No  podemos  recordar  lo  que  nos  conviene  y  olvidar  lo  demás.

Son  muchas  las  reivindicaciones  que  hacemos  con  nuestra  lucha  y  con  nuestro  esfuerzo  y  den  por  sentado  que  seguiremos  hasta  conseguir  la  verdad,  la  justicia  y  la  reparación  para  las  victimas  del  franquismo.

Parlamentarios andalucesA  día  de  hoy  señorías  las  victimas  del  régimen  fascista  de  franco  y  sus  familiares  hasta  las  generaciones  actuales,  hijos  nietos  y  biznietos,  seguimos  esperando  que  se  cumplan  los  derechos  que  nos  amparan.  Entendemos  que  los  crímenes  que  se  cometieron  son  crímenes  de  lesa  humanidad  y  no  prescriben,  así  lo  determinan  los  tratados  sobre  derechos  internacionales  suscritos  también  por  este  país.

La  administración  del  estado  no  puede  lavarse  las  manos  respecto  de  sus  deberes  normativos  para  ayudar  y  facilitar  la  identificación  y  el  digno  enterramiento  de  toda  víctima  de  muerte  violenta  y  para  la  recuperación  de  la  memoria  histórica.

Abrir  fosas  para  cerrar  heridas  debe  ser  un  acto  de  país  democrático  y  civilizado.  Más  allá  de  las  discrepancias  ideológicas  debe  existir  el  respeto  y  la  honra  a  la  victimas  del  franquismo.  Convertir  las  fosas  en  sepulturas  es  un  deber  ético  de  toda  la  sociedad  y  una  responsabilidad  del  gobierno  como  institución.

Localizar   fosas  no  es  un  empeño  fácil.  Es  necesaria  una  investigación  previa  oral  y  documental,  prospecciones  arqueológicas  y  conseguir  las  autorizaciones  correspondientes  para  garantizar  unas  exhumaciones  con  rigor  científico,  profesional  y  humano.  En  ese  sentido  existen  miles  de  documentos  sin  desclasificar  que  ayudarían  en  gran  medida  a  la  recuperación  de  la  memoria  histórica  que  tanto  anhelamos  las  asociaciones  e  historiadores  de  todo  el  país.

El  imperativo  de  la  memoria  ha  prendido  y  no  cejara  hasta  la  identificación  y  la  dignificación  de  los  restos  de  aquellos  que  fueron  asesinados  en  las  circunstancias  mas  oscuras  y  sórdidas  en  nuestro  país  y  cuyo  recuerdo  ha  permanecido  en  el  silencio  de  una  represión  colectiva  durante  décadas.

La  situación  de  desamparo  y  olvido  institucional  de  las  víctimas  del  franquismo  requiere  de  urgentes  medidas  jurídicas,  políticas  y  éticas  que  pongan  remedio  a  la  deuda  contraída  por  el  estado  democrático  con  los  miles  de  personas  represaliadas,  torturadas  y  asesinadas  por  la  dictadura.  Constatamos  el  tratamiento   discriminatorio  y  el  agravio  comparativo  entre  el  trato  dado  por  el  estado  español  a  otros  tipos  d  víctimas,  tanto  durante  los  40  años  de  franquismo  como  en  la  actualidad.  Estas  humillantes  diferencias  hieren  cualquier  sensibilidad  democrática.

Es  por  ello  señorías,  por  lo  que  pedimos   que   desde  este  parlamento  andaluz  se  inste  al  gobierno  de  la  nación,  para  que  mediante  una  proposición  de  ley  se  condene  al  régimen  fascista  de  franco  de  igual  forma  que  se  hizo  en  su  momento  en  países  como  Alemania,  Italia,  argentina  y  otros  tantos.

Estamos  convencidos  de  que  la  tarea  emprendida  es  imparable  mientras  haya  una  sola  familia  que  viva  en  estado  de  duelo  abierto.

El  actual  sistema  democrático  –aún  con  todos  sus  déficits‐ es  deudor  de  cuantos  se  opusieron  y  enfrentaron  a  un  régimen  criminal,  de  cuantos  lucharon  por  una  sociedad  más  libre,  justa  e  igualitaria.  No  olvidamos  que  el  franquismo  dispuso  de  una  notable  base  social  beneficiaria  de  sus  políticas  represivas:  las  numerosas  empresas  que  se  beneficiaron  del  trabajo  esclavo  al  que  fueron  sometidos  miles  de  presos  políticos,  los   más  de  30.000  niños  robados  y  desaparecidos,  la  humillación  permanente  ejercida  sobre  las  mujeres,  la  expoliación  de  los  bienes  de  las  familias  de  los  derrotados…,  todo  ello  escrupulosamente  bendecido  y  legitimado  por  la  iglesia  católica.
El  reconocimiento  que  legítimamente  demandamos  se  sintetiza  en  la  exigencia  de  verdad,  justicia  y  reparación.

Por  tanto  la  asociación  de  familiares  represaliados  por  el  franquismo  de  la  sauceda  y  el  Marrufo  y  el  foro  por  la  memoria  del  campo  de  Gibraltar  representados  en  el  día  de  hoy,   se  dirige   a  los  poderes  públicos  y  plantean  las  siguientes  demandas:

  1. Cumplimiento  de  las  normas  del  derecho  internacional  y  de  los  derechos  humanos,  del  derecho  internacional  penal  como  base  fundamental  de  los  principios  de  verdad,  justicia  y  reparación  para  todas  las  víctimas  del  franquismo.
  2. Declaración  de  nulidad  de  todos  los  procedimientos  judiciales,  procesamientos,  sentencias,  condenas  y  sanciones  de  los  tribunales  represivos  del  franquismo  por  ser  notoriamente  ilegales  e  ilegítimos.
  3. Implicación  de  la  ley  de  amnistía  de  1977  ley  (46/77)   en  lo  que  se  refiere  a  los  delitos  de  lesa  humanidad   cometidos  por  autoridades  y  funcionarios  del  franquismo,  sin  que  se  reconozca  legitimidad  alguna  a  cualquier  “ley  de  punto  final”.
  4. Implementación  por  parte  del  estado  de  políticas  públicas  que  desarrollen  de  forma  progresista  la  insatisfactoria  ley  de  la  memoria  (ley  52/2007),  porque,  a  los  tres  años  de  su  promulgación,  no  ha  conseguido  dar  satisfacción  a  las  demandas  de  las  víctimas  del  franquismo.  Superación  del  concepto  de  memoria  individual  y  familiar  hasta  el  de  memoria  colectiva.  Aplicación  de  las  normas  del  derecho  internacional  para  las  víctimas  de  la  guerra  civil  y  la  dictadura  (imprescriptibilidad,  derecho  a  conocer,  derecho  a  la  justicia,  derecho  a  la  reparación).  Creación  de  directrices  urbanísticas  y  medio  ambientales  para  la  adecuada  preservación,  conservación,  mantenimiento,  señalización  y  divulgación  de  todos  aquellos  parajes,  lugares  y  construcciones  relacionadas  con  la  guerra,  la  represión  y  la  lucha  antifranquista.
  5. Cumplimiento  de  las  normas  procesales  y  penales  que  obligan  a  jueces,  magistrados  y  demás  funcionarios  públicos  relacionados  con  la  administración  de  justicia  a  intervenir  activamente  en  la  persecución  de  los  delitos  cometidos  por  el  régimen  franquista
  6. Creación  de  una  fiscalía   especializada   en  la  persecución  de  los  crímenes  del  franquismo,  y  designación  de  forma  inequívoca  de  los  órganos  judiciales  competentes  para  la  persecución  de  estos  delitos,   así  como  la  inclusión  en  el  código  penal  del  delito  de  desaparición  forzosa.
  7. Asunción  por  parte  del  estado  de  su  responsabilidad  en  la  localización,  exhumación  e  identificación  de  las  víctimas  existentes  en  las  fosas  comunes  del  franquismo  y  su  constatación  como  prueba  de  “crímenes  contra  la  humanidad”.
  8. La  II  República,  el  golpe  de  estado,  la  represión  y  la  dictadura  franquista  deben  contar  con  la  máxima  difusión  y  divulgación  y  por  tanto,  ser  objeto  de  tratamiento  en  los  diferentes  planes  de  estudio  en  el  sistema  educativo  español.
  9. Reconocimiento  expreso  de  la  guerrilla  antifranquista  como  militares  de  la  republica,   en  cuanto  continuadores   de  la  lucha  contra  el  franquismo  y  el  fascismo  en  España  y  Europa.
  10. Retirada  de  la  simbología  franquista  que  pesa  sobre  el  patrimonio  cultural  y  urbano  (callejero,  monumentos,  placas  conmemorativas,   denominaciones  de  centros  y  servicios  públicos…).
  11. Ilegalización  de  los  partidos  y  organizaciones  políticas,  sociales,  culturales…  de  naturaleza  e  identidad  fascista,  por  constituir  una  amenaza  para  el  ejercicio  del  pluralismo  y  de  las  libertades  democráticas  de  la  ciudadanía.
  12. Declaración  de  un  día  oficial  dedicado  a  la  memoria,  recuerdo  y  homenaje  de  las  víctimas  del  franquismo  y  de  la  dictadura,  así  como  al  de  todos  aquellos  y  aquellas  que  lucharon  por  las  libertades,  la  democracia  y  la  justicia  social.
  13. Entendemos  y  no  renunciamos  a  la  reparación  material  de  las  víctimas  del  franquismo,  entendida  como  la  devolución  de  los  bienes  incautados  durante  la  represión  franquista,  y  multas  impuestas  por  la  llamada  “adhesión  a  la  rebelión”.

Saludos en la finalización de la intervenciónConscientes  de  que  estas  aspiraciones  nos  vinculan  con  la  mayoría  social  y  progresista  de  nuestro  país,  llamamos,  desde  nuestras  asociaciones,  a  todas  las  organizaciones  cívicas,  culturales,  sociales,  sindicales,  políticas  y,  en  especial,  a  aquellas  que  tienen  su  razón  de  ser  en  la  recuperación  de  la  memoria  colectiva  y  a  las  personas  comprometidas  con  la  defensa de  las  libertades  y  de  los  valores  de  la  cultura  democrática,  a  establecer  cauces  o  mecanismos  activos  y  permanentes  de  mutua  colaboración.

La  destrucción  de  la  memoria  imposibilita  la  construcción  de  un  proyecto  democrático  duradero.  Queremos  que  el  horror  padecido  por  las  generaciones  que  sufrieron  la  dictadura  se  inscriba  en  la  memoria  colectiva.  Sólo  de  esa  manera  daremos  una  nueva  oportunidad  a  los  que  tantos  y  tan  generosos  sacrificios  realizaron.  “la  reconstrucción  de  la  memoria  forma  parte  del  aprendizaje  del  presente”.

Muchas  gracias  por  la  atención  prestada.

Salud  y  República

Compártelo:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad