La exposición El ADN de la memoria recuerda al Estado sus obligaciones con las víctimas del franquismo

 

La Casa de la Memoria La Sauceda ya tiene expuestas para que sean contempladas por el público las treinta y seis fotografías que conforman la exposición El ADN de la memoria. Cuatro componentes de la asociación sevillana Nuestra memoria se encargaron del montaje de la exposición el sábado 16 de junio y también de intervenir en el acto de inauguración de la muestra. Paqui Maqueda, presidenta de la asociación, y Andrés Rebolledo, presidente del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar, saludaron a los asistentes y les dirigieron unas palabras en el salón de actos de la casa. Paqui explicó cómo surgió la iniciativa de la exposición en 2016, cuando se cumplieron 80 años del comienzo de la guerra de España. Cada foto es un retrato de una familia que tiene antepasados que fueron víctimas de la represión franquista. Muchas familias aparecen en la imagen con una foto antigua del padre, la madre o el abuelo asesinado. Un pequeño texto situado junto a la foto narra su historia.

La exposición lleva ya dos años recorriendo Andalucía y tiene todas las fechas cogidas hasta bien entrado 2019. Paqui Maqueda recordó que el objetivo de esta actividad no es otro que mantener vivo el recuerdo de los familiares asesinados, fusilados o encarcelados y represaliados, para que el Estado español no olvide que sigue teniendo una gran deuda pendiente: esclarecer la verdad,  hacer justicia y reparar a las víctimas del franquismo y sus familias. La dirigente de la asociación sevillana afirmó que el movimiento de recuperación de la memoria histórica goza hoy de una gran fortaleza en España y añadió que gracias a la actividad incesante de todos quienes lo forman sus reivindicaciones son parte insoslayable de la agenda política de este país.

Los cuatro miembros de la asociación presentes en la inauguración leyeron luego testimonios de personas que fueron asesinados en los años de la represión franquista. Son pequeñas biografías en primera persona, en un estilo sencillo y directo en el que los asesinados nos cuentan qué ocurrió con ellos y sus familias. 

Acabados los testimonios, se proyectó un documental de veinte minutos y luego se estableció un coloquio muy enriquecedor entre todos los asistentes a la inauguración de la exposición. La muestra podrá verse hasta el 30 de junio en la Casa de la Memoria. Estará abierta al público todas las tardes. De martes a sábado, de 18.00 a 21.00 horas. Los sábados también se abrirá por la mañana de 11.00 a 14.00 horas. Y los domingos sólo en ese mismo horario matutino.

Compártelo:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad