El Ayuntamiento de Jimena distingue a los familiares de represaliados por el franquismo con motivo del Día de Andalucía

El Ayuntamiento de Jimena de la Frontera, con motivo del Día de Andalucía, ha celebrado un homenaje público de reconocimiento a la labor de la Asociación de Familiares de Represaliados por el Franquismo en La Sauceda y el Marrufo (Afresama). Andrés Rebolledo, presidente de la asociación, recibió una placa conmemorativa de este homenaje, en un acto que tuvo lugar en la Cada de la Cultura Leopoldo de Luis el sábado 27 de febrero. Junto a la asociación de familiares de represaliados también recibieron el homenaje del Ayuntamiento la Asociación de la Banda de Música de Jimena de la Frontera, el vecino Domingo Calvente Pineda, y la alumna del instituto Hozgarganta Laura Zarzuela, estudiante con mejor expediente académico el curso pasado en este municipio.

El alcalde de Jimena, Pascual Mellado, dirigió unas palabras de felicitación a los homenajeados y posteriormente los portavoces de los distintos grupos municipales entregaron las placas conmemorativas a cada una de las personas o entidades cuya labor se ha reconocido este año. André Rebolledo recibió el suyo de manos de la portavoz del grupo de Izquierda Unida, Loli Minguet. Tras recibir las distinciones todos los premiados dirigieron unas palabras al público asistente al acto. A continuación reproducimos en su integridad las palabras de nuestro compañero Andrés Rebolledo Barreno:

Señor alcalde, corporación municipal, autoridades, vecinos y vecinas de Jimena de la Frontera:

En nombre de la Asociación de Familiares Represaliados por el Franquismo en La Sauceda y el Marrufo quiero agradecer este reconocimiento que nos hacéis en el Día de Andalucía de este año y la apuesta que hacéis con ello por la recuperación de la Memoria Histórica de nuestros antepasados. Es justo reconocer públicamente hoy aquí que de las primeras exhumaciones que se realizaron en Andalucía fue la de la Cruz Blanca en Jimena por quien gobernaba en ese momento nuestro pueblo. Y también la retirada de símbolos franquistas como la plaza del generalísimo o la calle José Antonio entre otras. Esa era la obligación ética y moral, hoy hecha ley.

Momento del HomenajeSoy consciente que este tema sigue levantando ampollas en algunos sectores de nuestra sociedad pero no por ello voy a dejar de exponer nuestros sentimientos y posición aprovechando esta gran oportunidad que nos brindáis.

A título de paradoja, y este país tiene muchas, el lugar donde nos encontramos hoy fue el cuartel de la guardia civil durante el golpe de estado y la dictadura y fueron muchos los que pasaron por aquí para ser interrogados y torturados antes de sacarlos a dar un paseo, es decir, a las tapias del cementerio para ser fusilados. Se cuenta que durante aquellos años de represión y dictadura la población daba la vuelta por la calle Ceniza o Llanete para no pasar por este lugar. En Jimena las tropas franquistas fusilaron a más de cien personas inocentes, personas que murieron víctimas del plan de exterminio que los militares golpistas aliados con terratenientes y oligarcas desataron contra el pueblo. Contra un pueblo que por primera vez en la historia había intentado de forma democrática hacer un país más justo, igualitario y progresista. En Jimena, más del 80 por ciento de los votantes de febrero de 1936 había dado su apoyo al Frente Popular, y de ahí el ensañamiento de las tropas traidoras contra las gentes de este pueblo, también de la Sauceda, razón de ser de esta asociación. 

También es importante señalar que el nombre que lleva esta Casa de la Cultura es en homenaje a Leopoldo Urrutia de Luis, preso republicano, superviviente de los batallones de prisioneros que tuvo Franco en el Campo de Gibraltar durante más de cuatro años construyendo carreteras, puentes y fortificaciones en nuestra comarca en condiciones infrahumanas. Fueron sobre 30.000 los presos que hubo en nuestra zona en aquellos años y muchos murieron de hambre y enfermedad.

Dicho lo cual debo poner de manifiesto lo importante y necesario que es para nosotros este reconocimiento por muchos motivos, pero antes de explicaros por qué, quiero decir, que quienes realmente merecen este reconocimiento por su entrega y resistencia son las personas que por su constancia y entrega han logrado su gran objetivo y gracias a ello hoy estamos aquí en este reconocimiento. Ellos son los descendientes directos de los fusilados en el Marrufo. Son, al igual que cientos de miles de personas en este país, personas mayores que siendo niños quedaron huérfanos y huérfanas a muy temprana edad. Los militares traidores y los falangistas fusilaron y arrebataron de manera cruel e injusta a sus padres, su protección, su cariño y la posibilidad de crecer con derechos, sueños e ilusiones. Lucharon con dignidad por sobrevivir. Pasaron calamidades, hambre, miedo y miseria durante toda la dictadura, trabajando de sol a sol para sacar adelante a sus familias y darles a sus hijos lo que ellos de niños no tuvieron. Jamás olvidaron a sus padres durante toda la dictadura y parte de la democracia, vivieron en silencio y sin el derecho a recuperar los restos de sus padres y su memoria. Aun así, siempre tuvieron dicha memoria presente para, llegado el momento, lograr recuperar sus restos y darles digna sepultura, como así ha sido.

Eso, jimenatos y jimenatas, es resistencia y dignidad, de la que carecían los verdugos y por ello mi más sincero respeto y admiración. Como se suele decir están hechos de otra pasta.

Es importante también en el día de hoy rendir homenaje a todos los huérfanos que dejo el franquismo en este pueblo, y a todas las personas que salieron de “huía” a la carretera de Málaga, como Ángeles Vázquez y tantos cientos más, huyendo del terror y muerte que iban sembrando las tropas rebeldes por todos nuestros pueblos.

Nuestra asociación surge de una necesidad, la de recuperar no solo los restos de nuestros antepasados, sino también su historia, su memoria y su dignidad. Con ello contribuimos a resolver la gran asignatura pendiente que tiene este país: La recuperación de la Memoria Histórica, de lo que pudo ser y no fue con la Segunda República y su democracia, aniquilada a base de fusilamientos, destrucción y represión. Esta sociedad no puede seguir anclada en ese pasado irresuelto y la solución no está en el olvido, ni en borrón y cuenta nueva, sino en afrontar y asumir la realidad como sociedad y como Estado y eso aún no se ha hecho en este país. Somos las asociaciones de familiares y memorialistas las que estamos asumiendo esa responsabilidad sacando los restos de las fosas y recuperando la historia, cuando debería ser el Estado.

Momento del HomenajeEntendemos que un pueblo o un país que no conoce su historia están condenados a repetirla y en ese sentido hay una responsabilidad de Estado que todavía no se ha cumplido. La de la verdad, la justicia y la reparación para las víctimas del franquismo. Hoy día sigue existiendo impunidad en ese sentido porque cuando murió el dictador se deberían haber aclarado todas estas atrocidades como se ha hecho en otros países en bien de toda la sociedad y no firmar la ley de amnistía que significó borrón y cuenta nueva. ¿Quiere decir esto que en este país no ocurrió nada? ¿Eso es lo que se firmó? ¿Dónde quedaron las víctimas?, ¿Dónde quedo la justicia?, ¿Qué pasa con las decenas de miles de fusilados que aún yacen en fosas y cunetas por todo el país? ¿Por qué no se anulan las condenas que a día de hoy todavía son oficiales en los archivos? ¿Por qué no se eliminan los símbolos franquistas de calles y plazas regadas por miles aún hoy día?, ¿Se imaginan símbolos nazis en Alemania o de Mussolini en Italia en la actualidad? Eso es intolerable e inadmisible como sociedad y el Estado lo permite. 

Ya para finalizar y como parte de nuestra trayectoria, decir que en el Marrufo localizamos en 2012 los cadáveres de 28 personas, siete de ellas mujeres, todos con signos de violencia, y en el cementerio de La Sauceda les dimos una sepultura digna y un homenaje más que merecido. Pero como he dicho antes, todavía queda mucho por hacer en este país. Por eso seguimos trabajando en colaboración con el Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar y otras asociaciones similares de toda España y también con la Diputación de Cádiz y la Junta de Andalucía.

Unos metros más abajo, en esta misma calle, estamos terminando de rehabilitar la Casa de la Memoria, un espacio abierto para el estudio, la investigación, la divulgación y la difusión de todo lo relacionado con la memoria histórica no sólo de Jimena, sino de toda Andalucía. Abierta a todo el que quiera compartir y colaborar en esta tarea.  

Nuestros hijos y todos los jóvenes de Andalucía deben conocer la historia de nuestras familias, de nuestros antepasados, para que sean ciudadanos conscientes, activos y críticos. Sólo así, construyendo una generación informada, sana y participativa, que luche por la libertad y la igualdad, venceremos definitivamente al fascismo, que es la única manera de que no se vuelva a repetir lo que sufrieron nuestros padres y abuelos.

Quiero hacer una mención especial a Miguel Rodríguez Domínguez, un familiar que como nosotros perdió allí a su abuelo y a su bisabuela y que con su inestimable e incondicional apoyo ha facilitado que hayamos logrado llevar a cabo todos estos proyectos y actuaciones.

Vuelvo a agradecer al Ayuntamiento de Jimena y a la corporación municipal el reconocimiento que ha hecho a Afresama. Es importante porque de alguna manera se pone en valor la constancia y el esfuerzo por lograr estos objetivos para bien de la sociedad en su conjunto y de las nuevas generaciones en particular.

Para todo ello vamos a continuar en la brecha, con dignidad y cabeza alta, por muchas ampollas que surjan, sobre todo por los inocentes que cayeron injustamente y por los que quedaron y nos marcaron el camino a seguir. Ellos son los verdaderos protagonistas en el día de hoy.

Muchas gracias, buenas tardes.

Compártelo:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad