Unos cuarenta familiares de desaparecidos visitan las excavaciones del Marrufo

ApuntaNoticias – 14/07/2012

Unas cuarenta personas de edades muy diversas visitaron el sábado 14 de julio las fosas comunes que se están excavando en el cortijo de El Marrufo, lugar que las tropas franquistas convirtieron en un campo de detención, tortura y fusilamiento durante los primeros meses de la guerra civil. A este lugar fueron enviados como presos todos los habitantes del vecino poblado de La Sauceda y las persoans que en él se habían refugiado. Los arqueólogos han descubierto ya restos de quince cuerpos en diferentes capas del terreno.

Las personas que visitaron el sábado las fosas son descendientes de desaparecidos en la guerra civil que piensan que sus padres, madres, abuelos o abuelas pueden estar allí sepultados. Muchos de ellos forman parte de la Asociación de Familiares de Víctimas de Represaliados por el Franquismo en La Sauceda y el Marrufo, asociación que organizó la visita.

Acudieron miembros familias de Algeciras, Jimena de la Frontera, Ubrique, Jerez, San Fernando, Chiclana, Vejer, Cortes y Barcelona. El encuentro se ha desarrollado en un  ambiente de tranquilidad y emotividad. Era una visita privada a la que no estaba permitido el paso de la prensa por su caracter íntimo y personal. La visita también ha supuesto una especie de reencuentro para algunos miembros de una misma familia, venidos desde distintas localidades, que se han visto por primera vez desde hacía algunos años.

Todos los presentes pidieron ver las excavaciones y los restos de los esqueletos que los arqueólogos han descubierto en la tierra de un llano ligeramente pendiente que hay tras el cortijo. Todos vivieron el momento con serenidad y  emoción contenida.  Algunas personas de muy avanzada edad si se vieron más afectadas, y pasason unos momentos de dolor al venírselas a la cabeza la pérdida de sus padres o madres cuando ellos eran muy pequeños.

Antes de este momento, Andrés Rebolledo, presidente de la citada asociación y del Foro por la Memoria en el Campo de Gibraltar, explicó cómo se ha organizado la excavación, cuanto va a durar y qué pasos se van a dar a partir de ahora. También habló de todas las actividades planeadas por el foro para el resto del año.

Jesús Román, arqueólogo coordinador de esta campaña de exhumaciones, explicó cómo se desarrolla el trabajo y cómo se van a tratar y custodiar los restos que vayan apareciendo.

Andrés Rebolledo agradeció a Miguel Rodríguez, empresario linense propietario de Lotus- Festina, el apoyo que está dando a la asociación y al foro. Rodríguez, que ha venido con su madre y una nieta desde Barcelona, respondió que no era necesario el agradecimiento, que él es un familiar de represaliado más, miembro de la asociación y que por eso estaba allí. Miguel Rodríguez perdió en la guerra a su abuelo, padre de su madre, y a su bisabuela.

El resto del día las familias vivieron una jornada de convivencia, de compartir recuerdos y emociones. “Ha sido una jornada que humana y espiritualmente nos ha venido muy bien a todos”, explicó Andrés Rebolledo, nieto y sobrinonieto de dos fusilados en la guerra cuyos restos pueden estar en el Marrufo.

http://www.apuntanoticias.com

 

Compártelo:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad