Estudiantes de La Línea y Algeciras visitan lugares de su ciudad donde trabajaron presos esclavos del franquismo

Estudiantes del instituto Mar de Poniente, de La Línea, con el peñón de Gibraltar al fondo.

Estudiantes de bachillerato de Algeciras y La Línea visitan durante este mes de marzo lugares donde trabajaron los prisioneros que el franquismo utilizó como esclavos para hacer todas las infraestructuras de Plan de Fortificaciones del Estrecho entre 1939 y 1943. La punta de San García, en Algeciras, o el parque Princesa Sofía, de La Línea, son escenarios de esta actividad educativa porque en ellos se reúne una buena cantidad de búnkeres, fortines y nidos de ametralladoras, las construcciones militares más frecuentes en el citado plan.
Estas visitas organizadas forman parte de un proyecto del Foro por la Memoria del Campo de Gibraltar que está financiado por la Dirección General de Memoria Democrática del Ministerio de la Presidencia. Las visitas realizadas en La Línea también forman parte de la oferta educativa municipal que la concejalía de Educación del ayuntamiento linense hace a los centros educativos de la ciudad. Uno de los objetivos del foro con estas visitas es que los alumnos y alumnas conozcan los horrores de la guerra y la posguerra y la crueldad del fascismo para que valoren más y mejor la paz, la libertad y la democracia.

Alumnos y alumnas del instituto Ventura Morón, de Algeciras, con la ensenada de Getares y el estrecho de Gibraltar al fondo.

 

Dos monitores del foro han acompañado hoy en su visita a las alumnas y alumnos del instituto linense Mar de Poniente. Todos han empezado su recorrido junto a las ruinas del fuerte de Santa Bárbara, del siglo XVIII, junto al que existe también una fortificación casi intacta de la época franquista. Los monitores han explicado cómo la orden para que en La Línea comenzaran las obras del citado plan la dio Franco el 16 de marzo de 1939, quince días antes de que acabara la guerra de España y seis meses antes de que empezara la Segunda Guerra Mundial. Los estudiantes han escuchado cómo el objetivo de Franco era meter a España en la Guerra Mundial del lado alemán para quitarle Gibraltar a los ingleses, Marruecos a los franceses, cerrar el Estrecho a la navegación de los aliados y romperle la línea de suministros que desde Asia, a través del Mar Rojo y el Mediterráneo, llegaba a Gran Bretaña desde sus colonias.
Los estudiantes han conocido también de dónde procedían la mayoría de los presos, las condiciones infrahumanas en que vivían en los numerosos campos de concentración que existían en todo el Campo de Gibraltar, la dureza de los trabajos que tenían que hacer a cambio de una comida mala y escasa, o cómo hacían para sobrevivir. Explicaciones similares a éstas recibieron los estudiantes del instituto Ventura Morón, en Algeciras, que la semana pasada hicieron un recorrido por el parque Centenario, en la punta San García. Éste es un enclave privilegiado para conocer la geografía y los motivos estratégicos del mencionado plan de fortificaciones pues desde el promontorio que se adentra en el mar se pueden divisar la bahía de Algeciras, la sierra Carbonera, Gibraltar, el Estrecho, las costas de África y las sierras de Algeciras. El instituto Ventura Morón también ha tenido instaladas en el mes de marzo dos exposiciones con paneles explicativos que elaboró el foro en su día: Una sobre la República, la guerra y la represión franquista en el Campo de Gibraltar y otra sobre el trabajo esclavo de los presos.
Estudiantes linenses del Mar de Poniente también visitaron el Parque Princesa Sofía los días 10 y 11 de marzo pasados y otros grupos volverán a hacerlo la semana que viene. Un grupo de adultos del centro educativo Montecalpe, de la asociación Asansull, hará la visita del próximo día 30 de marzo.

Uno de los monitores del Foro por la Memoria se dirige a los estudiantes linenses sobre una fortificación franquista con las ruinas del fuerte de Santa Bárbara, del siglo XVIII, al fondo.

Uno de los búnkeres militares que hay en el parque Princesa Sofía de La Línea, con los estudiantes al fondo.

Compártelo:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad