El Instituto Andaluz de Geofísica ayudará a localizar más fosas en El Marrufo

Veintiocho cuerpos han sido hallados hasta el momento en las excavaciones que se llevan a cabo en el cortijo del Marrufo, lugar que en 1936 las tropas franquistas convirtieron en centro de detención, tortura y aniquilamiento de los habitantes y refugiados del valle de La Sauceda.

Los arqueólogos han abierto, a unos 300 metros más abajo del edificio del cortijo, seis fosas comunes y en todas ellas han aparecido restos humanos. En una de ellas sólo encontraron un esqueleto, pero en el resto han sido todos enterramientos colectivos. En algunas de las fosas han acabado los trabajos de levantamiento de los cadáveres, pero en otras continúan porque los esqueletos están muy mezclados y eso dificulta y atrasa las labores de limpieza y extracción. La fosa con un solo cadáver fue descubierta después de que por casualidad se encontrase munición bajo un lentisco. El hecho de que la zona de enterramientos esté tan dispersa ha hecho que la asociación de familiares de represaliados en El Marrufo y La Sauceda haya contactado con el Instituto Andaluz de Geofísica, con sede en Granada, a fin de que sus técnicos colaboren en la investigación y localización de fosas. Responsables de este instituto visitaron el jueves 23 de agosto la zona para empezar con los trabajos previos a la inspección de toda la zona con georradares.

Jesús Román, arqueólogo coordinador de las excavaciones, opina que es muy posible que con estos medios se puedan descubrir nuevas fosas comunes.  Afirma que puede haber más fosas en El Marrufo y también en otros lugares del valle de La Sauceda, aunque precisa que éste último no es el objeto de la presente campaña de excavaciones. Lo que sí es cierto es que la difusión en los medios de comunicación de los trabajos de exhumación ha animado ya a muchas personas  a ponerse en contacto con la asociación de familiares de represaliados. “Una mujer escuchó las noticias en Radio Ubrique y vino el otro día y nos llevó a La Sauceda para señalarnos el lugar donde asegura que hay un enterramiento de personas fusiladas”, afirma Román. “Ha venido gente de Ubrique, de Alcalá, de San José del Valle y hasta de Córdoba. Es evidente que esta campaña está teniendo un efecto llamada”, añade el arqueólogo.

También algunos responsables políticos de los municipios de los alrededores han visitado las excavaciones. El miércoles 22 estuvo allí una representación de dirigentes y militantes de Izquierda Unida de Ubrique, el núcleo habitado más cercano al lugar de los hechos. El gobierno municipal, del PP, no ha respondido hasta el momento a la invitación que la asociación de familiares hizo al alcalde, Manuel Toro, para que visite el lugar. La oposición sí, y el martes 28 estarán en el Marrufo los concejales del PA, el PSOE e Izquierda Unida. José García Solano, de IU, leyó el pasado miércoles un manifiesto en el que, dirigiéndose a las víctimas del terror franquista desatado en La Sauceda, algunos de cuyos restos se están ahora exhumando,  se preguntaba: “¿Quiénes en este país no tenemos que pediros perdón por el trato que habéis recibido durante los más de 70 años que lleváis esperando este rescate por dignidad?”

La eurodiputada socialista Carmen Romero también visitó las excavaciones el miércoles 22 de agosto. La acompañaban militantes del PSOE de Alcalá de los Gazules como Francisco Blanco y Carlos Perales y el presidente de la junta rectora del parque natural de Los Alcornocales, Jorge Bezares. Todos ellos acudieron en una visita privada organizada por la Asociación de Amigos del parque natural de Los Alcornocales. También estuvo allí el actual propietario del cortijo, Jaime González Gordon. Bezares dijo que, a título personal, apoya totalmente la labor que en El Marrufo está impulsando la asociación de familiares de represaliados y añadió que, a su juicio, todas las administraciones públicas deben facilitarla y colaborar.

Andrés Rebolledo, presidente de la asociación de familiares, explicó a todos los visitantes cómo se están desarrollando las labores de localización y exhumación de cadáveres y los objetivos que con esta actividad se persiguen: rescatar del olvido a las víctimas, hacerles justicia y dar a conocer a la sociedad española y a las generaciones futuras la verdad de lo sucedido en este lugar. Rebolledo también informó del proyecto de la Casa de la Memoria, en la que tendrá un lugar permanente una exposición sobre los crímenes cometidos aquí durante la guerra incivil desatada por un grupo de militares al servicio de una minoría privilegiada contra la mayoría de la población española.

http://www.apuntanoticias.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1299;el-instituto-andaluz-de-geofisica-ayudara-a-localizar-nuevas-fosas-comunes-en-el-marrufo&catid=46;noticiasmemoria&Itemid=101

Compártelo:
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad